Nuestros representantes en el mar



Tras un un año de trabajo conjunto, más de 30 jóvenes del Caribe Sur de Costa Rica lograron desarrollar nuevas habilidades en el marco de la alianza “Vigilancia, monitoreo y conservación del ecosistema marino costero de Puerto Viejo” implementada por la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS y el Centro Comunitario de Buceo de la comunidad.


Esta iniciativa forma parte del proyecto para la construcción del Alcantarillado Sanitario y la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en Puerto Viejo y permitió a las Embajadoras y los Embajadores del Mar de ese Centro recibir formación en buceo, ya fuera como principiantes o divemasters, así como realizar estudios de corales y arqueología subacuática. También en el marco de esta alianza se impulsaron actividades de limpieza de playas, desarrollo de emprendimientos locales con la participación de las personas jóvenes y preparación en técnicas de comunicación que se convierten en herramientas de desarrollo a futuro.



El valioso trabajo realizado por el Centro fue fortalecido con el apoyo de UNOPS, que apostó por el trabajo de la juventud para no dejar a nadie atrás y construir un futuro posible junto a una población comprometida con la protección del medio ambiente, especialmente sus cuerpos de agua.


Para cerrar esta etapa, se realizó un evento que conmemoró las lecciones aprendidas por las y los jóvenes capacitados, que contó con la participación de siete de ellos: Ana María Arenas, Esteban Gallo, Maraya Jiménez, Antonio Mora, Anderson Rodríguez, Anumí Sassaroli y Pete Stephens; y María Suárez Toro, mujer visionaria que ha impulsado con gran entusiasmo esta idea.



Durante la reflexión de sus procesos de aprendizaje, se generó un espacio de retroalimentación sobre el acuerdo y de expectativa, porque serán el grupo que cuando la obra de saneamiento entre en funcionamiento, continúen la preservación del arrecife coralino y la salud de la comunidad.


Durante su intervención, Anumí Sassaroli de 18 años afirmó que “Las y los embajadores del mar respetamos el mar, que es la casa de otras especies y por eso cuando entramos a bucear lo hacemos con respeto, porque queremos cuidar nuestro planeta. Cuando nosotros buceamos somos el contacto con la comunidad y por esto estamos comprometidos con la protección del ecosistema marino. Sabemos que el alcantarillado sanitario de Puerto Viejo nos permitirá vivir en un mejor Puerto Viejo”.

De igual forma se conversó sobre cómo los cursos contribuyeron a ampliar las oportunidades laborales a una juventud que vive en una zona con uno de los índices más bajos de desarrollo humano del país, que generalmente determina las salidas válidas de sus residentes.

Desde UNOPS confiamos en que su sensibilidad y compromiso permitirá que sus esfuerzos se repliquen y la transformación de Puerto Viejo sea integral. “Respaldamos esta iniciativa porque es una excelente inversión para el futuro de Costa Rica, apostando a su juventud, a la conservación de la naturaleza y al liderazgo que necesariamente deben asumir las nuevas generaciones para asegurar un futuro posible” Alejandro Rossi, Director de la Oficina de UNOPS en el Caribe, Costa Rica y Panamá.

Al iniciar el proyecto confirmamos la necesidad de involucrar a líderes y lideresas de la comunidad en la obra, porque su voz e involucramiento activo nos permitieron tener aliados en tierra y mar.

PROYECTOS | GOBIERNO DE COSTA RICA Y UNOPS