Mejoras sanitarias en Centros Educativos

26 de agosto 2022 - UNOPS

700 personas estudiantes de 11 centros educativos de la zona comprendida entre Cariari y Barra del Colorado contarán, a diciembre de este año, con acceso garantizado a los servicios de agua potable, saneamiento e higiene. Esto gracias al proyecto gestionado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) en alianza con el Ministerio de Educación (MEP).


Para Sofía Ramírez González, Viceministra Administrativa de Educación: “El MEP está comprometido con la educación de nuestro estudiantado, debemos dar un paso adelante en materia de infraestructura educativa y no lo podemos hacerlo solos, se requieren de alianzas, ejemplo de ello, la colaboración que se establece con las agencias de las Naciones Unidas, para poder garantizar el acceso de la población al agua potable, y de manera conjunta, asegurar que los estudiantes puedan permanecer en las aulas y contar con los elementos necesarios para recibir una educación de calidad”.


Los centros a los que se les realizarán mejoras son: Colegio Barra de Colorado, Barra del Colorado Sur, Barra del Colorado Norte, Las Orquídeas, Liceo Cuatro Esquinas, Las Colinas, Vega, Cedral, El Triángulo, Puerto Lindo y Linda Vista.


Estos centros fueron seleccionados de acuerdo con los siguientes criterios: centros que presenten problemas en el acceso a agua potable; ubicados en comunidades vulnerables con bajos niveles de ingreso; con una significativa cantidad de personas migrantes; con requerimiento de asistencia humanitaria y ubicados en zonas con alta vulnerabilidad climática.


Se trata de una iniciativa en la que se implementarán mejoras en la infraestructura sanitaria para asegurar que las y los estudiantes cuenten, durante el tiempo lectivo, con agua y facilidades sanitarias básicas.


Uno de los problemas que enfrenta el país en lo relativo a la infraestructura de centros educativos es el tema de acceso al agua, el saneamiento y la higiene. Muchos centros educativos no cuentan con abastecimiento permanente o tienen infraestructura que no permite cubrir las necesidades de toda la población.


De acuerdo con la información del Ministerio de Educación Pública, 13% de los centros educativos del país operan con agua no-potable o sin agua, y el 19% cuenta con servicios sanitarios en condiciones inutilizables o sin división por sexo. Una proporción del 19% tampoco cuenta con servicios básicos de higiene.


“El acceso a agua limpia y saneamiento ambiental es un derecho esencial que contribuye significativamente en el cumplimiento de derecho a una educación de calidad y a la inclusión de las poblaciones que se encuentran en condiciones especialmente vulnerables. Esta iniciativa no solo llevará agua, higiene y salud a los centros educativos sino también esperanza a la niñez y las familias que aspiran a nuevas oportunidades y un presente y futuro mejor gracias a la educación”, destacó Patricia Portela de Souza, representante de UNICEF en Costa Rica.


A través de un diagnóstico básico elaborado por el MEP con la asesoría técnica de UNOPS se priorizaron 11 centros en donde se invertirán $311.000 en mejoras de los sistemas de abastecimiento de agua y servicios sanitarios, fondos aportados por UNICEF y la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estados de los Estados Unidos (BPRM por sus siglás en inglés). UNICEF y UNOPS han desarrollado e implementado la metodología para la priorización de inversiones en centros educativos, favoreciendo aquellos centros con mayor cantidad de estudiantes y mayor eficiencia en el uso de recursos.


UNOPS colaboró con la realización de las visitas a sitio para validar la problemática preliminarmente identificada en aspectos de agua, saneamiento e higiene, la identificación de las necesidades hidrosanitarias, el diseño de las soluciones y la elaboración del cartel licitatorio. Las mejoras en los centros educativos comenzarán a ser implementadas a partir de septiembre.


“La provisión segura de agua, saneamiento e higiene, es indispensable en el regreso a clases en el contexto de la pandemia por COVID-19. La implementación de este proyecto piloto servirá para, además de resultar en una mejora inmediata en la infraestructura educativa de estos primeros 11 centros beneficiados y generar las lecciones aprendidas para aplicarlas, en el corto plazo, a más centros educativos de la zona priorizada y del país, asegurando a las y los estudiantes las condiciones óptimas para mantenerse en el sistema educativo. De esta forma, contribuimos al logro de los objetivos de desarrollo sostenible, para no dejar a nadie atrás” explicó Alejandro Rossi, Representante de UNOPS en Costa Rica.


Esta iniciativa se enmarca dentro de los objetivos de desarrollo sostenible 3, 4, 6, 10 y 13 enfocados en las áreas de salud y bienestar, educación de calidad, agua limpia y saneamiento, reducción de las desigualdades y acción por el clima, respectivamente.


PROYECTOS | GOBIERNO DE COSTA RICA Y UNOPS